Colecciones

ROCK ME, BABY

Ron Galella, el primer paparazzi, tomó una serie de fotografías a los Rolling Stones que han sido utilizadas como base de inspiración para este proyecto. Se centra en los años setenta buscando crear una atmósfera de estrellas del rock inspirándose en el vestuario de los integrantes te la banda así como de las parejas que los acompañaban en sus jornadas.Iconos de la época no simplemente por su belleza si no además por su estilo y personalidad como Marianne Faithfull, Anita Pallenberg o Bianca Jagger.

Tomando como ejemplo su estética y teniendo en menta la frase “¿Se lo pondría Mick?” comienza el desarrollo de la colección realizando trajes que combinan el mismo tejido para chaqueta y pantalón, y estilismos más atrevidos apropiados para conciertos, siguiendo siempre la línea del exhibicionismo propio de la era. Sus parejas, al compás de las estrellas del rock acompañan con vestidos de escotes hasta la cintura con referentes como Halston y Bob Mackie, diseñador de la artista Cher.